SER UNA MAMA SIN MANUAL

¿Alguna vez te has preguntado si estas haciendo bien tu papel de madre?

La respuesta es SÍ. Todas nosotras cuando nos convertimos en madres siempre damos lo mejor para cuidar a nuestros hijos, cada una con su forma y toque personal, nadie puede decir que está bien o mal, pues no existe un manual que diga cómo ser mamá. La experiencia la vas obteniendo con el tiempo, cuando ya vas conociendo bien a tu hijo y acostumbrándote a esta nueva forma de vida, ya que todo nos cambia por completo.

Los primeros días al nacer nuestro hijo, contamos con el apoyo de nuestras madres generalmente o alguien cercano que nos tiende la mano. Aquí inicia nuestro vaivén tomando los consejos de todos, de cada persona que nos visita o nos ve en alguna parte, “no lo cargues porque se acostumbra a brazos”, “no esto y no aquello”.

Ciertamente necesitamos algunos consejos, pero es nuestro instinto maternal quien nos dice que está bien y que está mal.

¿No les ha pasado que cuando nuestros hijos tienen algo, nosotras lo sentimos?

Se siente ese sustico en el corazón que nos dice que algo no anda bien, ese es nuestro instinto que nos revela que nuestro hijo o hija tienen algo y debemos actuar pronto.

Les cuento, mi hija Annielis cuando nació tuvo sepsis neonatal a raíz de una fuerte infección de orina que me dio durante la semana 32 de embarazo, estas infecciones son muy peligrosas y yo no lo sabía. Al tercer día de nacida, algo decía en mi corazón que la niña tenía algo, pero al contarle a mi esposo y mi madre lo que sentía ellos me dijeron que me quedara tranquila que todo estaba bien.

Igual esa preocupación me tenía angustiada, pues yo sabía que la niña tenía algo y cuando la fui a cargar la sentí muy caliente. Los llamé con llanto diciéndoles “lleven a la niña al médico porque yo sé que tiene algo”.

Así fue, al verme llorando asustada salieron inmediatamente al pediatra, le hicieron las pruebas y mi instinto de madre tenía razón, la niña tenía una infección en la sangre debido a aquella infección que tuve, fue ingresada de emergencias en el hospital para recibir su tratamiento y gracias a Dios todo salió bien y ahora es una niña sana. 

Pero,

¿Qué habría pasado si no fuera tenido ese instinto en aquel momento?

Quizás me fuera dado cuenta por algún síntoma que presentara, pero pudo haber sido tarde.

Cuando somos madres y también trabajamos, se nos presenta que debemos dejar a nuestros hijos bajo el cuidado de nuestra madre, hermanas, tías, vecinos o guarderías; lo cual en cierta forma nos genera una preocupación, ya que siempre nos preguntamos si el niño o niña está siendo bien atendido. La verdad  es que no existe un manual que nos diga paso apaso lo debemos hacer para cuidar bien a nuestros hijos, pero existe nuestro amor e instinto maternal, loscuales nos indican lo mejor que podemos hacer por nuestros hijos.

Asi que no te preocupes por el que diran, pues cada madre tiene una realidad diferente y lo mas importante es el cuidado, amor y atencionn que le brindas a tu bebe. Podemos aceptar sugerencias pero criticas destructivasn que te hagan sentir una mala madre jamás.

Les escribe con cariño,

Ana Mota.

¡Se les quiere!❤️.

 

 

 

¿Disfrutaste este artículo? ¡Manténgase informado uniéndose a nuestro boletín!

Comentarios
mariela - feb. 28, 2021, 4:23 a. m. - Añadir respuesta

ser una madre sin manual, no es algo del otro mundo

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Sobre El Autor
Artículos Recientes
may. 25, 2021, 9:48 a. m. - EULALIA FABREGAS
may. 9, 2021, 11:03 p. m. - Leo
ene. 3, 2020, 8:39 p. m. - Ingrid