¿ESPERAS TU PRIMER BEBÉ?

Aquí te dejo algunos consejos que te ayudaran a conectarte con tu bebé y disfrutar de un embarazo pleno y hermoso. 

Si bien es cierto, cuando estamos embarazadas por primera vez siempre tendremos esa emoción y a la vez miedo de como pueda desarrollarse el embarazo, pero tranquila, que estar embarazada no es una enfermedad, simplemente nuestro cuerpo experimenta algunos cambios adaptándose a tener en su interior otra personita que crece cada día.

Es en este primer instante donde debes acudir a tu ginecobstetra para que inicies tu control prenatal, siguiendo cada una de sus instrucciones para que no presenten complicaciones ni tu ni tu bebé. Cuidar de tu salud y seguir las recomendaciones del médico, también es importante para el crecimiento de tu bebé.

Los primeros días del embarazo

El primer trimestre del embarazo es sumamente importante, porque es donde se inicia la formación de tu bebé, en las primeras semanas es una bolita, o un granito que cuenta con los latidos del corazón y no lo sientes, pero si sientes las primeras molestias como nauseas, olores desagradables y hasta sentimientos hacia personas sin razón alguna, como por ejemplo que te molesta el olor de papa o por el contrario sientes mucho apego a él.

En esta etapa debes cuidarte mucho, evitar hacer pesos y esfuerzos excesivos, evitar emociones fuertes o sustos, ya que tu bebé está en crecimiento y alguno de esos u otros factores podría afectarle. Muchos creerán que es mentira y hasta nos catalogan de dramáticas, pero así es, y si no te cuidas, tú y tu bebé pueden correr peligro.

Te cuento mi experiencia

Cuando me embarace de mi segundo hijo José Miguel ya tenía 30 años y trabajaba en una escuela con muchas responsabilidades, eran días agitados y me cansaba mucho. Pero lo que realmente quiero contarte es que cuando tenía seis semanas de embarazo, un día por la noche entraron a mi casa dos hombres armados, yo estaba en la sala y recibí un gran susto e impresión, todo el momento que estuvieron ahí me hicieron sentir presión en la parte baja de mi vientre, al retirarse me senté respire profundo y me tranquilice, pero sentía que algo le habría poder pasado a mi bebé.

Unos días después tenía control con mi obstetra y al realizarme el eco noto que el latido del corazón de mi niño no estaba funcionando bien, yo me asusté mucho, pero ella me indico un tratamiento y al siguiente control ya estaba todo perfecto. Así continuo mi embarazo sano y tranquilo hasta que nació mi hijo sano. Luego al transcurrir los meses de su crecimiento, un día su pediatra noto algo extraño en los latidos del corazón, me dijo “creo que tiene un soplo inocente” esas palabras me desquebrajaron pues pensé lo peor, continúa diciéndome “pero tranquila no es nada grave, vamos a referirlo a cardiólogo para descartar”.

Esos días fueron muy preocupantes mientras esperábamos el día de la cita con el especialista. Finalmente, del día llego, le realizaron varias pruebas y como lo había dicho la pediatra si tenía un soplo inocente que no afecta su salud gracias a dios, pero debemos cuidarlo mucho.  Este diagnóstico yo lo asocio con aquel susto que tuve al inicio de mi embarazo, todo lo que sufre la madre lo sufre el bebé. Es por esto que siempre aconsejo a las mujeres embarazadas que traten de llevar una vida en armonía y sana para que su bebé crezca con las mejores condiciones y saludable en todos los sentidos.

Segundo trimestre del embarazo

Ya superaste los primeros meses que son cruciales, desde ahora solo disfruta del crecimiento de tu bebé y de brindarle un ambiente agradable con tranquilidad y armonía, ya que él siente todo, aunque no lo creas. Debes continuar con el control prenatal, tomar tus vitaminas y estar checando tu tensión arterial para descartar complicaciones con la preclamsia que es una anomalía silenciosa que se presenta durante el embrazo, pero tranquila que se puede controlar solo debes estar atenta a mantener tu tensión arterial en los límites que te establezca tu obstetra.

En estos meses ya empiezas a interactuar con tu bebé, sientes sus movimientos, y es desde ahora, que debes iniciar con la estimulación de tu bebé, háblale para que conozca tu voz, dile que lo amas y descríbele cómo quieres que sea, un bebé sano, saludable, tranquilo, un bebé cariñoso, muchos sienten que esto es algo estúpido, pero en realidad es una forma de demostrarle el amor que sientes a hijo y eso influye en su crecimiento.

Conversa con papá y explícale sobre la importancia de su presencia durante el embarazo, muchos lo toman a la ligera y no se involucran olvidando que son el pilar de mamá. Que ambos estén juntos estimulando a su bebé lo ayudaran a llegar a este mundo sintiéndose protegido y amado por sus padres. Disfruten de este privilegio hermoso que muchas mujeres no pueden tener.

Tercer trimestre del embarazo

primer embarazoYa conoces el sexo de tu bebé e inicias con las combinaciones de nombres, a elegir la ropa y las cosas necesarias para su nacimiento. En esta etapa ya el bebé está mucho más grande, le queda poco espacio en tu vientre y esto hace que se te presione la vejiga dándote ganas frecuentes de ir a orinar.

Debes tener mucho cuidado con las infecciones de orina, la mayoría de las mujeres embarazadas pasamos por eso y debes tener precaución.  Una infección urinaria en la última etapa del embarazo es muy frecuente por el peso del bebé que hace que la vejiga baje y puede originarse por aguantar muchas ganas de orinar o de ir a cualquier baño público que no tenga las mejores medidas de higiene. Las infecciones urinarias afectan directamente al bebé y pueden dejar secuelas al momento de su nacimiento y aún más si es por parto natural.

Un buen control y estudios de la orina frecuente pueden evitar los riesgos de infecciones, pero si la madre se descuida luego vienen las complicaciones. Yo lo viví con mi primer embarazo, pero nadie me aconsejo sobre esto, el obstetra solo me indicaba los medicamentos, pero nunca conversamos sobre que pudo haberla originado ni sobre sus riesgos. Lo que paso fue que yo estaba estudiando en la universidad y en las últimas semanas del embarazo entraba frecuentemente a los baños de la institución, lo cual me origino una infección de orina fuerte y debieron hospitalizarme a las 32 semanas de embarazo.

La complicación surgió al nacer mi hija Annielis, fue un parto por cesárea y al tercer día presento fiebre y se puso amarilla, al llevarla al médico le diagnosticaron sepsis neonatal a raíz de aquella infección de orina. Debieron hospitalizarla por una semana y esos días fueron un infierno para mí y por esto aconsejo a las mujeres embarazadas a cuidarse mucho de las infecciones de orina, que a simpe vista parecen inofensivas, pero son de gran riego.

Pero no te preocupes, solo debes tener un buen control prenatal y cuidarte mucho. Ya estás en la recta final y ansiosa por conocer a tu bebé. Cada día se acerca la hora, mientras tanto no dejes para ultimo todos los arreglos para el nacimiento de tu hijo (a).

Ve organizando lo necesario para llevar al hospital o clínica, la ropita del bebé y sobre todo los gorritos, pañales, toallitas húmedas.  Mete varias mantas porque te las van a pedir para limpiar al bebé y serán desechadas, así que lleva varias para que las tengas a la mano, lleva una cobijita para cubrirlo luego ya que en los hospitales hace mucho frio.

Desde la semana 36 debemos estar atentas a cualquier síntoma, porque a veces surgen dolores en las caderas que parecen dolores de parto, pero simplemente es nuestro cuerpo adoptándose para el alumbramiento. Ya debes tener todo lo que te debes llevar para el hospital, todo lo del bebé y las cosas para ti, como las toallas para postparto, batas, blumers, sujetadores, ten en el bolso una caja de supositorios biabox para el dolor y desinflamación, créeme son necesarios y a veces los olvidamos.

Ya para la semana 38 seguramente te indican la pelvimetria, que es una placa para verificar si tu pelvis tiene las condiciones para dar a luz por parto natural o se amerita de una cesárea. Espero que en tu caso sea parto natural, porque la recuperación luego de una cesárea es muy lenta y debemos cuidarnos por mucho tiempo de realizar pesos o esfuerzos excesivos, yo lo viví con mis dos embarazos y te recomiendo que si puedes parir hazlo porque ya los 15 días vuelves a tu vida normal sin complicaciones.

Ya nació tu bebé y ahora viene la magia de ser mamá. Ahora viene una nueva historia en tu vida con altos y bajos, alegrías, emociones y preocupaciones por el bienestar de tu hijo, pero tranquila que cuentas con tu instinto maternal que guía a hacer lo mejor por él y ser una madre grandiosa.

Ser madres es una experiencia hermosa que no todas tienen la dicha de vivir, así que si estas embarazada disfruta de tu embarazo y cuídate mucho para que tengas un bebé sano y saludable.

Con cariño para ustedes,

Ana.❤️

¿Disfrutaste este artículo? ¡Manténgase informado uniéndose a nuestro boletín!

Comentarios

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Sobre El Autor
Artículos Recientes
may. 25, 2021, 9:48 a. m. - EULALIA FABREGAS
may. 9, 2021, 11:03 p. m. - Leo
ene. 3, 2020, 8:39 p. m. - Ingrid